“El Mundial también representa una oportunidad única para dejar un legado positivo en el país anfitrión. Estamos poniendo en marcha medidas concretas de sustentabilidad, estableciendo guías de buenas prácticas para otras competiciones importantes y alentado a otras entidades a que implanten iniciativas para promover la sustentabilidad”, explican desde la Federación Internacional de Fútbol.

Algunos de los cambios que se aplicaron para hacer de esta cita deportiva un evento sustentable fueron el cambio de técnicas en la construcción de los nuevos estadios, incluyendo materiales más eco amigables y aplicando principios de ahorro energético. Por su parte, el Estadio Olímpico Luzhnikí, donde será la ceremonia de inauguración, usará solamente luces LED y contará con una estructura que permite el ahorro de agua. Además, la principal protagonista, la pelota Telstar 18, está hecha con materiales reciclables.

¡Por más mundiales ecológicos!

Fuente: FIFA, TeleSUR.